Blog

HomeViñedosEl otoño en los viñedos

El otoño en los viñedos

Este fin de semana tras los últimos trabajos de vendimia que se realizan en la bodega, «el descubados de los depósitos», hemos tenido tiempo de pasear por los campos y disfrutar de los colores del Otoño.  Con la llegada del frío, las hojas del viñedo van adquiriendo tonos pardos, ocres, amarillos y rojos, ofreciéndonos paisajes espectaculares de color .

Después de la dura vendimia pasear por los viñedos acompañado de la familia,  con una atardecer rojizo en el horizonte es un placer para los sentidos.

Aún encontramos algún racimo olvidado de la vendimia que nos permite deleitarnos con una uvas con un dulzor especial del comienzo de la pasificación.

Estos colores en la hojas aparece cuando los días empiezan a ser más fríos y cortos, la vid deja de producir glucosa que es el alimento de la planta y que ayuda a la generación de clorofila. Esta falta de alimento produce en la hojas esos tonos ocres y rojizos. Mientras las hojas se mantienen con esos tonos quiere decir que existe glucosa atrapada en ellas.

El último paso es la caída de las hojas que se produce por la generación de células separadoras  que comienzan a crecer en la base de las mismas. Estas células cortan el suministro de agua a la hoja y crean una línea de rotura, y ya solo hace falta un soplo de viento  para que estas caiga.

Cuando esto suceda y ya muy avanzado diciembre comenzaremos los trabajos de poda.